El Artista Conceptual del Siglo XXI

Página Web del Artista Conceptual 

¿Cómo le hacemos en la infancia para saber tal vez más de lo que podremos entender en la vida adulta? Tantas memorias sin explicación que nos animaban a la gran espera. En realidad la vida es sólo una gran tardanza con intervalos que nos permiten exhaltar en un día o unas horas los momentos que habrían valido la pena como el matrimonio y el alumbramiento de una descendencia. Ya para los ochentas las expectativas era ofrecernos llenar el interminable vacío con otros elementos de nuestra dinámica al comunicarnos, de la cual ya se ocupan desde Siglos antes de que viniera Cristo. Valga decir que en esos tiempos aún nos tocó ver algo de la vorágine en el entrecejo de los abuelos, cada vez que les peguntábamos sobre los actos que condujeron hasta nosotros, comenzando por sus papás. De hecho, nunca fue de buen gusto hablar con ellos nada, sino discutir emocionalmente hasta provocar lo contrario de lo que buscamos naturalmente… el placer. Pero he leido que la supervivencia conviene de entre varios tips, como la pintura rupestre o la invención del cereal a que como ningún otro animal, nosotros podemos aguantarnos las ganas y ganarle a la bestia y en general a la naturaleza, exactamente lo que se nos de la gana. En los 80´s no era usual el que se mortificaran por el medio ambiente, como sea, porque siempre estaba ahí afuera, amenazante, sea que anduviésemos por la calle o el la playa y sobre todo donde no había gente fifi. En las noches el abuelo encendía dos quinqués de keroseno y aún habiendo arribado a MX en el 39, los pobladores de Hidalgo lo consideraban tan mágico y terrible como en el Siglo XVI. Mis recuerdos entonces no derivan de una familia que acudiera a exposiciones o conciertos; ni nunca hubiera sido el plan que fueramos a conocer el Centro Histórico o el Zoolígico. No. Aunque yo recomiende lo contrario, hace falta entenderme a mí un poco, y es más fácil que les describa las cosas, porque ahora como entonces, en mi se hace aguda la gran espera. En vez de ir al cine, o al teatro, o al futbol, o al club, o a algo que nos legara una idea acerca del mundo, nosotros, como seguramente hacen las familias, nos íbamos a ver a los abuelos y cada noche, con más y menos comididades, convivimos, pero en esa época me tocaba hacer al más pequeño y desde entonces para la parte española de la familia, les comencé a parecer “non grato” y procuraron no incluirme en juegos que me permitirían decir otra cosa. Yo por ser el nieto de Francisco tenía otro destino y mi experiencia de entonces, tampoco es que fuera la abuelita conmigo a ver a los puercos o a las manzanas o tantas cosas que nos puso la vida delante. La enseñanza era el principio de la individualidad. Para sobrevivir algo que viene del pasado y generalmente se explica con la historia de José y David, para nosotros se resolvería experimentando, desde la oscuridad del bosque, hasta la soledad más profunda del firmamento, hasta las cosas prácticas, como hubiera sido ordeñar una vaca o ponerle la silla a un caballo. En ese contexto no se comentó que yo recuerde nada alrededor del arte en aquel momento; por ello me da un poco de nostalgia comprender el Universo paralelo en el cual existieron Andy Warhol y Luis Buñuel por decir algo. Tras mi experiencia Universitaria (UNAM) y cada vez que voy a un museo o Bazar artístico en el cual expresamente hay artistas que coadyudan a la diversión de la cultura, o al mercado del arte, me da algo de envidia comprender mi lugar, viendo a los chiquillos corretear por los pasillos, en las galerías, entre la pintura, la música pop y … el arte conceptual. La explicación del artista conceptual del Siglo XXI comienza acá. No quiero regresarme más, sería difícil creer que un niño de 6 pudiera envisionar algo que ni el hombre de 43 puede realizar; y ello pensando en la nueva generación : z, cuyos alcances a la inversa, estarán más lejanos de la identidad externa de la verdad, concentrándose en la conectividad para aligerar y motivar al espíritu a una nueva larguísima espera. A los 8 me decía que era la edad perfecta. A los adultos se los decía y no quisieron creerlo, o lo sabían, pero la evolución de un crío aún no es completa sin la noción de una década por ejemplo y en ello, la experiencia de mis abuelos podría más bien estar a tono con una edad mayor provista de un mundo que no sólo domó a la naturaleza, la destruyó según se conoce de manera irremediable, sin resolver problemas que luego nos atoran como el desamor, la desfamilia o el desempleo. Pero en parte tenía razón, a los 8 entiendes perfectamente de que va la cosa; aunque no sepas nada del Dadaismo, ni de las películas de Stanley Kubrick. Afortunadamente dejé de ocupar mis ratos de rancho en hacer pasteles. Aveces se volvía tedioso hacer la máscara del Zorro o el siguiente Cowboy. Estaba siempre la tele. Entonces no dibujaba, ni hacía versos y ya se me había olvidado como tocar el piano. Estaba preparado para comprender la escición que vendría y no la vi venir. Aún viendo cientos de películas no fue posible transmitirnos a todos la importancia de las estrellas y los bailes en nuestra convivencia. Un poco después ya empecé a darme una idea de la anticipación que llevaría llegar a ser alguien y por eso me obsesionaba dejando registros de lo que pensaba; mismo que históricamente mamá desapareció. Imágino todas mis cosas que me ayudaron a soportar la gran espera y en algún momento dado, en vez de comerciante o campesino, me interesaba ser maestro y darle clases a los jóvenes; pero también comencé a conocer el arte. Muchos confirmarán este momento clave cuando te obsesionas de un lápiz y un papel. A efectos de esta explicación, lo que ahora saldrá aquí corresponde a los papeles sobrevivientes. Fui artista de closet como hasta los 17; y no nada más eso… jejeje; pero afortunadamente evolucioné según se esperaba, inmediatamente hacia las cámaras y pronto al control de los monitores y los fragmentos grabados. La realización a partir de los 90´s conlleva las frustraciones de nuestros días. Es muy difícil resolver el lugar que a cada uno le corresponde en la sociedad, mucho más superar a nuestros padres; haciendo el análisis correspondiente, para elevar nuestros días y dejarlos otro legado a los chamacos. Asi es que podemos decir que lo infantil no era precisamente arte. Todos los niños hacen los mismos ejercicios, antes y ahora; si los padres se comprometen y son músicos desde la caverna, pues hay modo de que sueñen los bebés  y sobrevivan en un aquí y ahora. Sino te llega así de fácil el sueño de México; también esta el camino que propongo, en el cual el sueño, es el peor enemigo del hombre, pues se ha hecho cómplice del embrutecimiento a partir de los 50´s. Entonces el artista conceptual no surge hasta la preparatoria. Si dejo aquí dichos de lo que sucedió antes, ello deberá tomarse en cuenta de modo ideal, de este modo comenzaremos nuestro recuento haciendo énfasis en que se trata de arte conceptual; lo mismo un dibujo o una acuarela; que la versión escaneada de unos apuntes o los fragmentos de un video, o la versión mínima de una fotografía. ¿Porqué yo digo que es arte conceptual? Esto es más fácil. Simplemente diremos que la explicación de cada cosa, en el campo de lo viene después de la producción; es decir su distribución, certifica que aparte del valor estético, en cuanto a la belleza (interna o externa), no sólo es atribuible a la materia prima o al diamante en bruto, sino que se volatiliza con el poder de los medios y conlleva distintos valores públicos y teóricamente privados. Si usted desea compar la obra, evidentemente es más fácil que lleguemos a un acuerdo con lo tangible, pero vamos de acuerdo en que, hay obra conceptual, cuya realización se daría en un contexto galerístico o de museo, o como base de un proceso académico; y por ende la compra/venta redunda en algo intangible que puede decirse ser la apropiación intelectual de un concepto o idea, o los derechos a perpetuidad de algo que siendo un formato electrónico, puede convertirse en un eslabón de cadenas industriales de todo tipo o corporativos o oficiales. Entonces pongo por aquí estas explicaciones y al mismo tiempo documentos e imágenes que irán adaptándose para quedar como una tienda cuyo cobro se hace dando dos o tres clicks: El Artista Conceptual del Siglo XXI.

teengun

1988

Al final de cada texto. Usted va a encontrar dos botones que han de llevar a la utópica clientela hacia el sistema de pago. A quién consienta conmigo en el valor de un texto o redacción y goce de los privilegios correspondientes, no le parecerá una excentricidad apoyar esta causa mediante la adquisición de una pieza. Para entretenernos, habrá varias maneras de realizar esta práctica de tal forma que sea satisfactoria y accesible. Por ello comenzamos con dos monedas nada más. Una por un valor de cien unidades, y la otra por cien mil; hablando porfin de los inversionistas quienes aprovecharan el camino avanzado, para hacer su propia fiesta, su propio negocio y su propia plusvalía.

The complete version of the e-book

The user will find fragmented books to review with the alternative to buy the complete version set in another page for download.

$10.00

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s